Soy césar, aka @inquiettudes, diseñador de interacción freelance trabajando para mejorar la experiencia de usuario de la realción de las personas y los objetos. Puedes saber un poco más de mi en facebook, twitter y linkedin. Me encanta el diseño de interacción, la construcción de sitios web y las redes sociales. Pero lo que realmente me motiva es la solución de problemas y las relaciones entre los usuarios. De la manera mas sencilla. Así de fácil.

Usabilidad, diseño centrado en el usuario, arquitectura de la información & servicios diseño de interacción

El blog de inquiettudes

De fábulas, cuentos y la toma de decisiones

¿Tienes algo que añadir?

Los más viejos del lugar sabéis que en esta casa ya se ha escrito sobre cómo tomamos decisiones y todo eso, de cómo toman las decisiones los usuarios, de cómo nos preocupamos por ello... pero ¿cómo tomamos nosotros las decisiones de diseño?

Publicado hace mas o menos 3 años por @inquiettudes.

El mundo de las fábulas es como el de los refranes populares. Tienen muchos años. No se sabe cuantos. Tienen ese sabor añejo de las cosas viejas. Pero si te paras un segundo a pensar son igual de válidos ahora. Cambie el mundo. Cambie la tecnología. Nosotros cambiamos poco. O eso o es que me hago mayor.

De fábulas,  cuentos y la toma de decisiones

Pero el otro día caí en el cuento de “la zorra y el gato” que narra como una zorra, muy experimentada ella, se burla de un gato porque ella tiene más de cien trucos para poder escapar de los perros. Mientras que el pobre gato solo cuenta con una: trepar a un árbol. Pero cuando llegan los perros y la hora de huir es el gato el que sigue su único plan. Sube a un árbol y logra escapar de ellos. Mientras tanto la zorra quedó tan aturdida y confundida tratando de seleccionar la mejor opción que los perros la alcanzaron. Llegado el momento tener sólo una opción fue lo que salvó al gato.

La importancia de tomar buenas decisiones

Se trata sólo de un cuento. Pero tomar buenas decisiones en ciertas profesiones puede salvar vidas y, en otras, ahorrar muchos euros. Y en el mejor de los casos las dos. Gary Klein investigó durante mucho tiempo cómo toman las decisiones aquellos profesionales que están sometidos a situaciones de gran tensión. Bomberos, policías, médicos, enfermeras… y lo mejor de todo es que lo compartió en su libro Sources of Power: How People Make Decisions, el resumen es que todos estos profesionales no comparaban todas y cada una de las opciones disponibles. Ni siquiera estudiaban los resultados más probables. Sino que lo que hacían era actuar en base a su experiencia. A su intuición.

Más información no siempre es mejor

Lo sorprendente de esto es que mientras nosotros tratamos de trabajar con el matra menos es más para nuestros usuarios. Damos por hecho que, para nuestro trabajo, cuanta más información tengamos mejores decisiones tomaremos. Pero, si hacemos caso a los ejemplos de Klein, igual hay toda una cantidad de información adicional que recopilamos que no suponen una ventaja a la hora de tomar decisiones de diseño. En absoluto.

De hecho, toda esa información adicional es algo más que inútil. Hay un síntoma de que algo estamos haciendo mal en esos proyectos en los que pretendemos terminar con todo el análisis antes de empezar a diseñar nada. En los que generamos cantidades de documentación. De investigación. Y no pensamos que los requerimientos del proyecto van a cambiar durante todo el camino. Y que deben cambiar.

Parálisis por análisis

El término “parálisis por análisis” se refiere precisamente a eso. A un exceso de análisis. A un exceso de pensamiento. Que conduce a situaciones en las que las decisiones nunca se toman. Queremos tomar la mejor decisión pero no tomamos ni siquiera una decisión. Alargamos el proceso de investigación. Llevamos un control exhaustivo el número de entregables. De las últimas técnicas y procedimientos que tenemos que realizar. Paso por paso. Siguiendo todo lo que el diseño centrado en el usuario dice que tenemos que hacer.

Y al final todo esto nos lleva a evitar tomar una decisión. Es este exceso de metodología el que no permiten acercase de manera profunda a las soluciones de diseño que tenemos que aportar. Y en lugar de venir rápido, ser ágiles y aportar soluciones. No vienen.

Simplifica… también tus procesos

Las decisiones de diseño basadas en intuiciones. Basadas en un simple razonamiento. En un rápido razonamiento. Pueden ser tan eficaces o más que las decisiones basadas en análisis complejos. Igual esto parece absurdo para los que somos de la generación del entregable, del powerpoint y del excel.

Pero con el tiempo, sin embargo, este proceso de entregables y fechas que cumplir hace que nuestra profesión se convierta en un negocio de entregas. En un negocio que vende metodología. Que aporta documentación y poco más. Y que mide su éxito en la calidad del documento final cuando igual hay que medir el éxito por las decisiones tomadas. Y su impacto en el negocio.

Nos hemos convertido en expertos en documentación y perdemos el hilo del producto final que se está diseñando y desarrollando. Tenemos un buen puñado de técnicas que aportan mucha información. Muchos datos.Y muchos documentos. Pero esto no tiene que cortar nuestra capacidad para tomar decisiones de diseño. Ni usuarios ni clientes se benefician de nuestros métodos. Se benefician de las soluciones que podamos aportar. Simplificar procesos y aportar soluciones es la mejor manera de poner en valor el trabajo.

O eso o es que me estoy haciendo mayor.

Publicado hace mas o menos 3 años por @inquiettudes en las categorías Diseño, Experiencia de usuario, UX.

Etiquetado cómo , , , . Si quieres estar al dí de lo que pasa en el post suscríbete a los comentarios.

¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario seguro que es muy interesante. Por favor guarda la temática del post para mantener un debate agradable. No uses este formulario como SPAM. Añade tu comentario a continuación, tambié puedes crear un trackback desde tu sitio. Suscríbete a los comentarios de este post.

Mi último tweet

cosas que están pasado durante este 2016

Hecho con mucho cariño entre ciudad real y madrid