Soy césar, aka @inquiettudes, diseñador de interacción freelance trabajando para mejorar la experiencia de usuario de la realción de las personas y los objetos. Puedes saber un poco más de mi en facebook, twitter y linkedin. Me encanta el diseño de interacción, la construcción de sitios web y las redes sociales. Pero lo que realmente me motiva es la solución de problemas y las relaciones entre los usuarios. De la manera mas sencilla. Así de fácil.

Usabilidad, diseño centrado en el usuario, arquitectura de la información & servicios diseño de interacción

El blog de inquiettudes

La apatía del espectador y la gestión de proyectos

¿Tienes algo que añadir?

Hay en el mundo dos tipos de empresas. Las que se centran hasta la obsesión en los procesos y las que no. Las primeras intuyen que, para mejorar la calidad del resultado, lo mejor es crear toneladas de documentación, procedimientos rigurosos y controles de verificación constantes que generen seguridad. Aunque igual lo que genera es una ilusión de seguridad y control.

Publicado hace mas o menos 3 años por @inquiettudes.

El 13 de marzo de 1964, Kitty Genovese fue asesinada frente a su casa. Había aparcado el coche a unos metros de casa cuando, de repente, Winston Moseley la persiguió y la apuñaló dos veces en la espalda. Kitty pidió ayuda a los gritos y un vecino respondió gritándole al asesino para que la dejase en paz. Al escucharlo Winston se fue y dejó a la chica arrastrándose hacia su apartamento.

La apatía del espectador y la gestión de proyectos

Varios testigos declararon haber visto como Winston se marchaba con el coche y regresaba a los diez minutos. Al volver apuñaló varias veces más a Kitty. Le robó el dinero. Y abusó sexualmente de ella. Uno de los vecinos llamó a la policía y llegó una ambulancia, pero ya era demasiado tarde para ayudar a Kitty Genovese.

Treinta y ocho vecinos de Kitty sabían que estaba ocurriendo un asesinato en ese momento bajo su casa y, sin embargo, todos eligieron no hacer nada para rescatar a la chica. ¿Por qué se observó esa apatía, esa indiferencia, esa falta de interés en todos los vecinos de Kitty?

La apatía del espectador

Dos psicólogos sociales empezaron a cuestionarse acerca de por qué los testigos demostraron tal falta de reacción ante la necesidad de ayuda de la víctima. Eran Darley y Latané que idearon un experimento de psicología social que les permitiera reproducir un escenario similar al que tuvo lugar durante el asesinato de Kitty. Se habían propuesto investigar científicamente la falta de intervención en situaciones de emergencia. Se planteaban si nuestra responsabilidad era ayudar. La hipótesis de los investigadores era que la causa de la no intervención fue el número de personas que presenciaron el asesinato.

“La difusión de la responsabilidad disuade a los testigos para ayudar.”

Esto ocurre cuando pensamos que otra persona va a intervenir y, como resultado, nos sentimos menos responsables. Pero también por la llamada ignorancia pluralista. Que nos lleva a observar la falta de acción de los demás y da lugar a la idea de que la emergencia no es tan grave en comparación con la percepción que tenemos cuando uno está solo.

La apatía de la gestión de proyectos

Este comportamiento se puede ver también en las empresas. En las del tipo uno. Las de los procedimientos, los documentos y tal. Como las tareas están tan repartidas en procesos, en documentos, en procedimientos y validaciones suponemos que serán realizadas por unos y revisadas por otros y no dedicamos la atención, el cuidado y el cariño necesario. Si cometo algún error ya habrá alguien que lo vea, lo revise y lo corrija. Vamos, como los 37 espectadores que no hicieron nada por Kitty.

Proceso vs Resultado

Y no sólo es apatía. Lo malo es que en las empresas del tipo uno el proceso suele ser mas importante que la creatividad, la innovación o incluso que el resultado. Una vez presentada una versión de la documentación, revisada y aprobada ya no hay nada que hacer. No es posible introducir cambios. Aunque mejoren el resultado. El proceso ha matado el resultado. Como el proceso está tan institucionalizado se ven incapaces de cambiarlo aunque pueda llegar a mejorar el resultado final.

Las segundas sin embargo relativizan el procedimiento y se centran en el resultado. Los procesos y los entregables intermedios son más ligeros porque entienden que el entregable válido es el resultado. Es el producto.

La entrega de documentación no es tan importante. Tiene un valor muy efímero. Son válidos si. Pero para un corto periodo de tiempo. Hay que seguir un método si. Pero simplificar el número de entregas y de implicados para no caer en esa apatía. Trabajamos para poner las condiciones que generen una experiencia de uso pero eso se juzgará con el resultado, nunca con el proceso ni con ninguno de los documentos.

Mientras tanto las primeras están rígidas en sus metodologías y jerarquías y esto penaliza la flexibilidad necesaria para entender el proceso como un medio para alcanzar el resultado. El producto final. Estableciendo así las condiciones para crear 37 espectadores apáticos.

Publicado hace mas o menos 3 años por @inquiettudes en las categorías Experiencia de usuario, Gestión de proyectos, Internet, UX.

Etiquetado cómo , , , , . Si quieres estar al dí de lo que pasa en el post suscríbete a los comentarios.

¿Tienes algo que decir?

Deja tu comentario seguro que es muy interesante. Por favor guarda la temática del post para mantener un debate agradable. No uses este formulario como SPAM. Añade tu comentario a continuación, tambié puedes crear un trackback desde tu sitio. Suscríbete a los comentarios de este post.

Mi último tweet

cosas que están pasado durante este 2016

Hecho con mucho cariño entre ciudad real y madrid